"YO PARA TÍ, PARA MÍ TÚ" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"¡QUÉ IMPORTA!" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"SONETO DEL AÑIL RECUERDO" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"NO ME IMPORTAS" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"¡QUIÉN SABE!" - Poema de Geles Calderón - voz: Bea Salas

.

.

24 de abril de 2018

"PORCIÓN DE NADA" (voz y letra: Geles Calderón)





















VIDEO con MI VOZ:




"PORCIÓN DE NADA..."
(14-03-2013)



Todo se dispersa,
nada coincide con el proyectado trayecto, 
ni tampoco con el final de guadaña en que acaban.
Todo es equívoco; todo lo cierto olvidó que era verdad.
No siento la vida, nada me cumple...
las semillas que cultivé no producen primavera;
los labios de los que espero consuelo, callan
¡Culpable soy, mi alma confiesa sus faltas!
Jugaron las emociones a favor de la conveniencia, 
nombrando verdad a la media mentira,
buscando culpas que evitaran la evidencia,
creyendo seguro lo que sólo fue preventivo
cuando lo oportuno debió abrigar 
a la necesidad que me habitaba.
Corazón sin ropa en invernal madrugada:
tarde aprendiste que lo antiguo no da, 
que sólo nos roba libertad,
y que el camino sólo fue tiempo que quedó por completar.
Creer que llegué sin haber llegado, 
fue el peor paso que pude dar.
Hay días en que los nunca más, olvidaron lo jurado,
días en que lo puesto pesa lo impensado
y duele lo diestro de las zurdas negaciones.
Quiero que la vida pase sin fijarse en mí.
Perderme donde nadie busque.
Dejar de ser amor de alma adentro, timón ciego, eco polizonte,
poema que sangra su verbo impotente.
Ocupar el horizonte que los ojos no divisen.
Amordazar los ecos del amor frustrado…
Todo es oscuro 
y hasta la sombra que delata mi existencia, 
abandonó mi costado.

Sólo deseo poder huir del ahora y del antes,
borrando huellas que no hicieron camino.
Me sobran las cuentas que ya no suman,
las llamas que no calientan,
el verbo que al hecho no se ajusta.

Perdida la parte que nunca fue partida, 
poco importa el entero que ya no habita.
Necesito respirar cielo, beber nubes;
perderme en el juego jugando;
desordenar el orden; 
valorarme en lo que no me valoro;
hallar oídos que lean en mis silencios;
reencontrarnos sin perder la confianza;
ser el canto que nuestra voz decida;
nutrir los pequeños detalles; 
quiero que no quede pendiente ningún abrazo…
ni volver a oír que de los de antes 
ya no nos queda ni un trazo.

Ya no quiero ni ser feliz, 
sólo deseo paz… ¡y que me dejen vivir!


Nada, eso es lo que mi prosa acusa. 
Soy oportunidad sin vez, 
copa de vino rota que sin pena sangra, 
soy el nombre que ya no me nombra, 
lágrima de sal sin herida donde caer, 
soy el agua que destiñe mi nombre en su boca, 
motivo insuficiente de lucha 
para quien juraba amor sin retirada.

Sólo soy… ¡porción de nada!


Geles Calderón  (14-03-2013)


.

20 comentarios:

  1. Una declaración de intenciones, una vida que no quiere seguir, triste y bello poema, con versos estupendos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un grito al vacío!

      Gracias Ester. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hermosa voz y poema.
    Me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antigua realidad expuesta!

      Gracias por tu visita. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Geles.. Todo es mas bello, con tu voz y tu poema..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces el dolor ajeno abre nuestros ojos y despejan el resto de nuestros sentidos.

      Un abrazo fuerte, querido amigo.

      Eliminar
  4. Hola Geles;
    Es mi primera visita a este interesante y precioso blog, me encanta.
    Enhorabuena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Antonio, muchas gracias por tu visita. Tu blog también contiene belleza con tus acuarelas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Precioso poema y con mucha sensibilidad. Me ha emocionado ya que me ha traido recuerdos muy personales. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambas nos comprendemos, amiga.
      Deseo que te encuentres bien de salud... y de ánimo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Me parece aun mas bello en tu voz que leyendo , claro que leer poesía no es mi fuerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que cuenta es que te pareció bello lo que escuchaste. Lo triste es que esa belleza... radicaba de una certeza, de una verdad, de un triste 'estar'.

      Un abrazo, Tomás.

      Eliminar
  7. Geles, te he leído y escuchado en esta nueva entrega unas seis veces, y cada vez me impresiona más el contenido por lo que en esos renglones claman, ese dolor y ganas de acabar... ¡Impresionante a la vez que preocupante!
    Una muestra:
    "Quiero que la vida pase sin fijarse en mí.
    Perderme donde nadie busque.
    Dejar de ser amor de alma adentro, timón ciego, eco polizonte,
    poema que sangra su verbo impotente.
    Ocupar el horizonte que los ojos no divisen.
    Amordazar los ecos del amor frustrado…
    Todo es oscuro
    y hasta la sombra que delata mi existencia,
    abandonó mi costado."
    ...

    Y con tu voz tan especial todo lo engrandeces.

    Mis felicitaciones Geles.

    L. G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú siempre tan intuitivo y tenaz por ver y comprender un poco más allá de lo que las palabras dicen. Muchas gracias por tu comprensión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. IMPRESIONANTE!!!! SIEMPRE NOS DEJAS PENSATIVOS Y REFLEXIONANDO CON TUS POEMAS. ESTA VEZ ME QUEDÓ UN PELLIZCO EN EL CORAZÓN PORQUE TUS LETRAS DENOTAN DOLOR, SUFRIMIENTO Y DESESPERACIÓN, TODO POR ABANDONO DEL CARIÑO Y RECONOCIMIENTO. ESO ES LO QUE INTERPRETO DESPUÉS DE ESCUCHAR EN TU INCONFUNDIBLE Y DULCE VOZ, ESTE RELATO, GELES.

    CUÍDATE MUCHO AMIGA, TE NECESITAMOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pellizco a pellizco sobrevivimos, amigo.
      Te haré un poco de caso e intentaré cuidarme...

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Tu amigo Julio29 abril, 2018 18:54

    Es el poema que leo una tarde de un domingo nublado en el cansancio de mi cuerpo me anuncia mi misera existencia...Yo tambien soy porción de nada...Lo leo tumbado en la cama,una y otra vez, y cada vez miro a un techo blanco y anodino, y siento como si tus versos me elevaran hacia arriba, y me fundieran en la oscuridad...(este poema podría ser mi autobiografia...podrían escribermelo en mi epitafio...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ánimo, Julio! abre ventanas, sal y habla con la gente que conoces o ves con frecuencia, camina mirando hacia delante sin perder la vista a lo más cercano y más elevado... Los techos no ayudan, más bien nos hunden, pero si al leerme y escucharme te sentiste flotando y elevado... me doy la enhorabuena porque al menos te sentiste ausente de tu realidad por momentos.

      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  10. Tere De León06 mayo, 2018 21:06

    Geles llevo tres cuartos de hora escuchándote y no me canso es maravilloso, son unas poesias q te llegan tan hondo q te transportan al mas allá, sigue escribiendo estas cosas tan preciosas, besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tere, es que la vida nos da muchos palos y a veces necesito sacar un poco de lo que me bulle dentro. De ahí mis breves relatos y poesías que comparto.
      Me alegro que te guste lo que escribo y verbalizo.

      Eliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios, valoro el tiempo que empleáis en leerme y dejarme vuestra opinión. Un abrazo.