"YO PARA TÍ, PARA MÍ TÚ" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"¡QUÉ IMPORTA!" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"SONETO DEL AÑIL RECUERDO" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"NO ME IMPORTAS" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"¡QUIÉN SABE!" - Poema de Geles Calderón - voz: Bea Salas

.

.

27 de mayo de 2010

"LO QUE HOY ME HA SUCEDIDO...(real)" autora: Geles Calderón



"LO QUE HOY ME HA SUCEDIDO…"
(27-05-10)
Os voy a contar lo que me acaba de pasar:

Cierro mi negocio y salgo a comer al restaurante de al lado. Tengo libre de 14 h. a las 17 h., así que después de una sobremesa con los ‘asiduos’ al menú de cada día, me voy sola y feliz a pasear por la calle de Alcalá, muy próxima a mi empresa.
Hoy me sentía bien, hubo quien se trajo de su bodega familiar, una botella de vino de ‘pitarra’ (vino artesanal que se guarda en ‘pitarras’ -tinajas de barro-, de ahí su nombre) para que lo probáramos todos, y luego tomé café con los amigos de siempre..., en fin, fue muy relajante. Después, y como suelo hacer casi siempre, me fui una hora a pasear.

El día es espléndido, brilla el sol sin calentar demasiado, y mi rostro mantenía una sonrisa de estar bien conmigo misma y de sentirme conocedora de que el tiempo era sólo mío, así que, sonriéndole al mundo, sonriéndole a la vida, sonriéndole a la brisa, caminé sin propósito, pero segura de mis pasos.
En esto que, ya de regreso, un hombre que venía frente a mí, de unos 40-45 años, me detiene y me pregunta: “-Por favor, ¿la calle Alcalá?”. Yo sin evitar una sonrisa, quizás, más marcada y mirándole a los ojos, le respondo: “-Está usted en la calle Alcalá… Mire, hacia la izquierda, está La Cibeles y hacia la derecha está la Plaza de toros de las Ventas”. Entonces el hombre me dice: “-Disculpe, es que no soy de aquí y me sentía perdido…”, yo le tranquilizo y me cuenta que él es de Sevilla, que es profesor de no sé qué, que ha venido a un seminario… y que se llama Miguel. “-Bueno, le digo, pues encantada”, y me toma la mano…, me la agarra con fuerza y me da dos besos en las mejillas al tiempo que se está presentando.
Yo, un poco sorprendída, no pierdo mi sonrisa porque la situación me parece del todo simpática (ya se sabe que lo que no pase en Madrid…) y consciente de lo que ocurre, me muestro paciente y amable al tiempo que intento zafarme de la presión de sus dos manos, ya, sobre la mía…, pero no me suelta.
En ésta situación, me pregunta si soy de Madrid, le respondo que no, "-¿de dónde eres?", me interroga, y le respondo diciéndole mi lugar de nacimiento. Se sorprende, no conoce a nadie de Valladolid -ya me tutea-, a lo que le digo riendo: “-Pues tú tampoco tienes acento sevillano”. Ríe…

No me suelta la mano. Pongo yo la mía sobre las suyas, al tiempo que intento que afloje su apretón, y es cuando me vuelve a agradecer, de forma muy educada, mi amabilidad y me regala otros dos besos, esta vez cerca de los vértices de mi boca. “-Pobre hombre..., pienso, ¡qué necesitado está de compañía!”.

De pronto, y cuando ya creía que me iba a soltar la mano, me pregunta cómo me llamo, se lo digo y me dice: “¡Qué bonito nombre!”..., le agradezco su amabilidad y acto seguido me suelta (por fin!).Cuando yo iba a girarme para continuar mi camino, me pone la mano en mi brazo con suavidad y me dice: “-¿Podría invitarte a un café, por favor?”, a lo que yo le respondo agradecida que no, y que tengo prisa porque tengo que ir a trabajar. Entonces me pregunta en qué trabajo, le respondo que en el sector del mueble, a lo que añade que no quiere hacerme perder más tiempo y que si voy por Sevilla pregunte por Miguel… jajaja… Y yo le digo que cuando vuelva por Madrid que pregunte por María Ángeles… y reímos los dos.
Se despide de mí acercándose y dándome un ‘piquito’ al cuál yo respondo.
Medio segundo de generosidad por mi parte, medio segundo de dicha para él.

El desconocido sevillano, de nombre Miguel, continuó su camino y yo seguí el mío con el gesto de sorpresa dibujado en mi rostro, y la sonrisa más amplia, si cabe, en mi rostro de tarde.
Aún sigo sonriendo...



Tarde del 27… de éste mes.

Geles Calderón

.
Copyright © Geles Calderon Todos los derechos reservados

25 de mayo de 2010

"PROPÓSITO DE OLVIDO" autora: Geles Calderón



“PROPÓSITO DE OLVIDO”
Ademanes de ceniza,
sombra, silencio y vacío.

Constructores de tristeza,
luz inmadura y hastío.

Ríos negros, copas rotas,
estelas de amor tardío.

Verdades multideformes,
resplandor marchito y frío.

Acabamiento infinito
de un propósito de olvido.

Implacable sumidero
de todo sueño prohibido.

Rasgados tules y sedas
a novia de altar sombrío.

Desmiga el pan de la vida…
¡quien no tiene otro avío!




Geles Calderón



Copyright © Geles Calderon Todos los derechos reservados



.

13 de mayo de 2010

"¡PARA LOS MUERTOS, LA CALMA!" autora: Geles Calderón





“¡PARA LOS MUERTOS, LA CALMA!”

Quiero mis sentidos despiertos
y el alma clara.
Música para mis oídos
y la angustia enterrada.
Yo no deseo la calma,
¡ésa para los muertos
que ya no sienten nada!
Yo vivo, respiro, palpito,
vibro y empatizo
con una simple mirada.
Yo sé lo que busco,
conozco bien mi morada,
y no quiero que la calma me escuche
si un día, de rodillas, la llamara:
No, no me atiendas,
no escuches mi llamada
si un día mi corazón llora
porque la serenidad se le escapa.
Quiero morir bien viva,
¡para los muertos la calma!


Geles Calderón
Copyright©GelesCalderón_Todos los derechos reservados
.
.

4 de mayo de 2010

"A UNA POETISA" y "PLUMA ALADA" dedicatorias para Geles Calderón (por José R. Muñoz)



"A una poetisa" autor: José R. Muñoz
(Muchas gracias, por tu dedicatoria, José)
Dedicado a ti, poetisa enamorada de las letras, insaciable buscadora de metáforas en el pozo de los deseos, aventurera en caminos desconocidos.

Poetisa de nombre conocido que caminas por la Red alada y libre sembrando de poemas ese maravilloso paisaje que dibujas y que nos llega a través de esta mágica ventana. Maga y duende a la vez, tus escritos son capaces de hacernos sentir de transformarnos en reyes o plebeyos, en caballeros o escuderos, en dragones o mariposas, percibiendo el fin de una historia o un verde valle poblada de rosas.

Haces que el espacio se pueble de belleza y que ajirones desgarres tu alma dejándola colgada de las arañas que alumbran nuestros cielos para encender los sentimientos de tus lectores. Eres entrega desinteresada dando más de lo que recibes aunque intentas ser egoísta exprimiendo de las letras su mas excelsas expresiones para entregarlas envueltas en papel de amor y cariño.

Tus poemas que entran por la ventanas impulsados por el fuerte viento que nace con tu sentidos van tatuando el alma del que te lee dejándole unas veces aromas de rosas otros sensaciones agridulces vestidas de nostalgia, los hay que son tan imperceptibles que apenas rozan las pestañas como no queriendo dañar con su lectura, otros son melancólicos, hondos y profundos como reflejo de un pasado que nunca volverá y que deshacen entre las manos como copos de nieve blanca y mientras yo voy de esta copa tuya embriagándome de letras y locuras devorando mi reflejo entre tus versos intentando ser solo la gota de rocío que moje tu ladera blanca.


José R. Muñoz (13-11-09)



- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -






"Pluma alada" autor: José R. Muñoz (poeta)
¡Gracias, por esta nueva dedicatoria!


Con tu permiso te copio unas letras, que intentan ser poema, dedicadas a ti....

Poetisa, trovadora, cantora de diez cantatas,
de cien romances, de mil tonadas...
tus versos hablan de la oscura noche…
y del alegre amanecer de la alborada.

Sabe el blanco folio de negras amarguras,
de despertares tristes, de luces oscuras,
de amaneceres fríos cuando el calor aplana
como también de felices días de esperanza.

Pluma alada que vuela sobre el mundo,
dibujando en el cielo estelas de plata,
paloma que en su vuelo derrama amor
aunque en él sus plumas dejará.

Conoce el mar tus miradas ausentes,
del soñar al borde de sus playas,
de arropar tus sueños y nostalgias
con sus arenas finas y doradas.

La angosta fuente en la glorieta anciana
de verdinas piedras y mármol de carrara
chispea gotas de amor en la mañana,
que el viento arrastra hasta mi cara.

Hoy no doblan las sombras las esquinas,
luce el sol en la mañana de verde Mayo,
alegres y felices cantan las golondrinas
bebiendo el agua fresca de tus manos.

Canta alegre el ruiseñor en la alta rama,
desgrana con sus trinos tus canciones
rompiendo el silencio en la alborada,
canciones que hablan de amor y sinsabores.

Brillante pluma, grácil cual mariposa
acero y oro en un extremo, en otro,
la mano de una alegre rosa perfumada
de nacarino brillo y forma estilizada.

Quiera el río que pasa por tu vida
se lleve en su corriente impetuosa
de un golpe, las penas y amarguras
y deje para ti solo las rosas….


José R. Muñoz (Abril 2010)





.