"YO PARA TÍ, PARA MÍ TÚ" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"¡QUÉ IMPORTA!" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"SONETO DEL AÑIL RECUERDO" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"NO ME IMPORTAS" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"¡QUIÉN SABE!" - Poema de Geles Calderón - voz: Bea Salas

.

.

27 de octubre de 2009

"GELES HA APRENDIDO..." autora: G. Calderón


“GELES HA APRENDIDO...”
(Nº 191) (20-03-02)

* He aprendido que amor correspondido es vivir un sueño elegido.
* He aprendido que sólo hay un paso del querer al amar y que por tanto, hay veces que no sabes bien en que lado estás.
* He aprendido que una cosa es amistad y otra confianza, pero que la primera no puede existir sin la segunda.
* He aprendido que un sentimiento sin ser expresado a quién lo inspira, carece de oportunidad de ser abrazado.
* He aprendido que la ternura no se aprende, se tiene o no se tiene.
* He aprendido que ser uno mismo es tu mejor tarjeta de visita.
* He aprendido que la edad poco tiene que ver con el calendario.
* He aprendido a valorar a los otros por lo que son y no por lo que aparentan ser.
* He aprendido que hacer pequeñas locuras, a veces son el salvavidas del ahogo de la monotonía.
* He aprendido que como tú te quieres, nadie te querrá y que tú puedes ser tu peor enemigo. Por eso... ¡llévate bien contigo!
* He aprendido que cuando la soledad aprieta, el recuerdo ahoga.
* He aprendido a sacar fuerzas de flaqueza para llegar a una meta.
* He aprendido que la pasión no desaparece con la edad, solo cambia de ser que la inspira.
* He aprendido a entregar sin esperar recibir, a escuchar a quién tiene necesidad de decir.
* He aprendido a silenciar lo que puede herir.
* He aprendido a decir con la mirada lo que el habla no se atreve.
* He aprendido que cuando estas hundido, una frase de un desconocido que captó tu sentir, puede devolverte la vida.
* He aprendido que el mejor perdón es la comprensión.
* He aprendido que te puedes enamorar perdidamente de quién juraste, hasta ayer, no hacerlo jamás.
* He aprendido que llegar unos minutos tarde a una cita o unos minutos antes de lo que te esperaban, puede cambiar la trayectoria de tu vida afectiva o laboral.
* He aprendido que no hay nada más deseado que lo que nunca has tenido.
* He aprendido a ver con los ojos cerrados y a paladear unos acordes.
* He aprendido que contarte a ti mismo un cuento cada mañana para poder comenzar un nuevo día, no te ayudará a pasar del mediodía.
* He aprendido que mirando a los ojos del que te habla, escuchas muchas más palabras.
* He aprendido a decir NO cuando esperan un SI y a irme de una reunión en la que no me siento feliz.
* He aprendido a ser dialogante con el agresivo y paciente con el indeciso.
* He aprendido a perder el tiempo para ganar armonía.
* He aprendido a respirar también por cada poro de mi cuerpo, a estremecerme sin pudor si lo deseamos los dos...

…Y sé que no dejaré de aprender, porque aún habiendo aprendido tanto, recientemente aprendí:- Que palabras tardías sin hechos recientes, no escriben libro; ni el jardín de la ilusión reverdece, si por abandono lo dejaron secar y perece.
- Que el refranero es sabio cuando dice: “Hechos son amores y no buenas razones”.
- Que un “te amo” no son dos palabras, sino un sentir que cuando es cierto no te deja vivir.
- Que el que no siembra no recoge, a no ser que roben lo que otros labraron y esto en el querer… para el que descuidó, siempre es perder.
- Que perdonar demasiadas veces desgasta. Ahora que otros perdonen porque yo ya dije: ¡Basta!

Éstas son algunas cosas que aprendí, y aún así… ¡Nunca perderé la ilusión de vivir!


Geles Calderón

Copyright©GelesCalderón Todos los derechos reservados

15 comentarios:

  1. UYYY una excelencia tu post querida Geles, y tu final me atrapó, Que perdonar demasiadas veces desgasta. Ahora que otros perdonen porque yo ya dije: ¡Basta! Porque o lo hacemos todos, o una sola persona no puede con todo.
    Lindo miércoles amiga.
    Besitossssssssssssssssssssssss.

    ResponderEliminar
  2. Geles!
    Cuánto que deja la travesía y lo describes de manera genial, para destacarse entero; difícil decir NO, cuando esperan lo contrario y sin embargo se aprende. El final es genial y me quedo con esto:
    * 'He aprendido que cuando la soledad aprieta, el recuerdo ahoga'. Cuán real!
    He disfrutado de tu aprendizaje.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Anaconstela, estoy segura de que yo también aprendería de tus "aprendizajes" si los compartieras. Los míos son reales, no son imaginarios, tal cuál! y cada uno tiene su "por qué".
    Otro abrazo para ti.
    Geles

    ResponderEliminar
  4. Hola SANDRA! Yo también aprendí a pedir perdón en alguna ocasión, pero me ocupé antes de no dar motivos para tener que hacerlo, ahí está la clave.
    Sea como sea, siempre desgasta que te "limen" más rápido de lo que creces; quizás yo crecí lenta, pero segura de que perdonar era el camino hacia la unión, hacia el amor...
    Demasiados palos, amiga mia, para seguir perdonando a todo el que te sacude.

    Besos.
    Geles

    ResponderEliminar
  5. Querida Geles, tu entrada me ha revelado algunas cosas que creía no saber. Hoy, contigo, he aprendido.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Geles!
    He venido a leer tu asimilación sobre mi comentario y creeme, en ningún instante ha pasado por la mente advertirlo imaginario, por el contrario, te digo siempre que estamos en la misma frecuencia, esas vivencias tuyas son semejantes a las mías.
    Un 'APRENDIZAJE' que nos brinda la travesía por la vida, no que nos lo inventemos.
    Nuevamente agradecida por tu estadía en mí sitio y mi admiración por lo que me transmiten tus vivencias.
    Un feliz día!

    ResponderEliminar
  7. Gelesss..!! siempre se aprendee aun de lo aprendido..!!

    lindo leerte amiguitaaa.!!

    mi cariñoo..!!

    ResponderEliminar
  8. GOGO, sé que las lecciones que nos da la vida acabarán cuando ella misma acabe con nosotros, no antes, al menos es lo que deseo para mi.

    Gracias por acercarte hasta este recinto...

    Un abrazo, allá donde estés.
    Geles

    ResponderEliminar
  9. Bien dicho, aunque aún queda mucho para el 490 (setenta veces siete).

    Se ve que ahuyentas muy bien con tu mirada, todas esas criaturas inmundas de tu cocina interior (allá donde todo se cuece), pero lamento decirte, por experiencia, que siempre queda por ahí alguna que otra alimaña oculta...

    No desesperes !!! ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Buscador, cuando escribí GELES HA APRENDIDO... (año 2002), no imaginaba lo mucho que aún me quedaba por aprender, lástima que otros prefirieran... 'pacer'.

    Te mando un fuerte abrazo, tardío pero de sincero aprecio.

    ResponderEliminar
  11. Ana, quizás no me hice entender por ti: las letras de mi respuesta a tu comentario no iban orientadas a la veracidad de cada palabra y 'viviencias' que relatan lo que "GELES HA APRENDIDO", sino a que también sería aleccionador para tus lectores, que tú te abrieras y nos relataras lo que "ANACOSTELA HA APRENDIDO". Sólo era eso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola: Quiero felicitarte por este blog tan hermoso que tienes. A mi me encanta la poesía y todo lo que he leido me parece excelente; más porque se ve que está escrito con el corazón. Genial también lo que cuentas sobre tí en el perfil. Me da envidia (iba a decir sana, pero no, porque es lo que se suele decir) poder expresar lo que uno siente con palabras tan acertadas. Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Selegna (imagino que Angeles, como yo), muchas gracias por tu felicitación, pero no hago más que abrirme de par en par sin pudores, y así a través de las letras expresar parte de lo que llevo dentro.

    Espero verte de nuevo por aquí.
    Un fuerte abrazo, compañera.

    Geles Calderón

    ResponderEliminar
  14. Querida prima , muy completo tu aprendizaje , hay varios apartados que yo también practico, por ejemplo silenciar lo que pueda herir ; todavia no he aprendido a practicar el último que mencionas, pero en su conjunto me ha encantado y me ha hecho reflexionar. Tienes mucho talento sin duda para tus composiciones y eso es algo admirable. Besos. Angeles.

    ResponderEliminar
  15. Hola de nuevo, prima. Veo con gran satisfacción que sigues tu recorrido por mis letras dejándome tus impresiones. Eres muy generosa, y te lo agradezco mucho.

    Y con respecto a 'mi aprendizaje' te aseguro que es verdad cada línea, cada palabra, cada intención. Y... efectivamente, dije ¡basta! en alguna ocasión, pocas, pero lo hice, porque de ello dependía mi salud, tanto física como psíquica, mi querida Angeles. Pero esa..., esa es otra historia.
    Quédate con lo bueno, prima, sólo con lo bueno.

    Besos.

    Geles

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios, valoro el tiempo que empleáis en leerme y dejarme vuestra opinión. Un abrazo.