"YO PARA TÍ, PARA MÍ TÚ" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"¡QUÉ IMPORTA!" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"SONETO DEL AÑIL RECUERDO" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"NO ME IMPORTAS" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"¡QUIÉN SABE!" - Poema de Geles Calderón - voz: Bea Salas

.

.

30 de septiembre de 2015

"EL VIOLINISTA" - (voz y letra de Geles Calderón)


























VIDEO con MI VOZ:






“EL VIOLINISTA”

Luz tenue engrandeciendo lo invisible, lo intangible...
Arriba, sobre un ópalo escenario,
sin cortinas que se plieguen o desplieguen para recibir a su usuario,
aparece, con violín en mano,
un caballero de madura edad vestido de diario.
Violinista de nombre ignorado, pero habitando en sus dedos...
¡todas las letras del abecedario!

Desde arriba, un foco le encañona, y bajo él queda apresado.
De pronto, cuando todos esperábamos oír
música celestial bajo la cuerda de su arco...
se estremecieron las laderas de nuestros cuerpos
y se despejó la niebla de nuestros ojos
en un solo parpadeo como relámpago.

Un desgarrador lamento de rabia...
fueron las primeras notas que el violinista arrancó al instrumento.
¡Aquello era llanto, dolor y tormento!
Y sentí ganas de saltar al escenario
para acunar en mis brazos al violín... ¡y besarlo!
Pues lo que oí era un grito al viento
de quien sabe que su tiempo se le está agotando.

El dolor se prolongó, y el lamento de las notas...
¡el latir de mi corazón lo amortiguaron!
Música que al principio eran tormento,
grito seco, irregular lenguaje que ahogaba al silencio.

Mas tarde... el tiempo apura,
la vista se nubla, falta el aliento,
las notas, en su incurable llanto nos cuentan...
que alguien se está muriendo.

No parpadeas, la tristeza se extiende,
el alma se estremece,
dejo de respirar por un momento...
El idioma del violín es el mío,
habla de llanto a solas,
de resumen de una vida de abandono,
de orillas vacías de regreso;
de lo que di...y de lo que no me dieron.

La música asciende, pero de pronto...
¡Se desparrama contra el suelo
y se desliza como fuego fatuo sobre la lápida de mi aliento!
Y siento frío cuando la melodía agoniza
anunciando en su callado lamento:
¡Que la vida del protagonista se la llevó el viento!

Muerte, que un violín, con desgarro,
¡narraba que alguien moría sobre el escenario!


Geles Calderón

(11-03-06)


.

20 comentarios:

  1. Es el sonido y el lamento de la frustración y el desencanto, tu poema me ha hecho saltar las lágrimas y solo puedo decir ¡Precioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, lamento que mis letras y voz hayan sido la causa de tus lágrimas, pero ello dice mucho de tí, de tu sensibilidad... y empatía.
      Gracias por hacérmelo saber.
      Un fuerte abrazo, amiga.

      Eliminar
  2. Una muerte muy sentida, conmovedora escena con una narración muy emotiva.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mérito de lo que narré, es de aquel violinista que tuve el honor, aquel día, de escuchar y ver.

      Gracias Alfred, por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. donde la muerte se viste de vida, Geles!!!

    ufff, qué impresión

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ....o donde la vida se muda de muerte!

      Besos, amiga.

      Eliminar
  4. el amor y de la muerte, alguien dijo que de nada más merece la pena escribir, y a otro le leí que para resumir, mejor hablamos sólo de la muerte..
    A veces siento que la vida sólo es un escenario donde intentamos sonar nuestra canción pero raramente es la que nosotros nos hubiera gustado y de la poco publico se percata..tu violinista, geles, si cumple con su sueño,si enamora su música, si camina por sus notas..¿porque será que he notado una sonrisa en su muerte?...
    ¿y porque el violin sigue sonando después del poema?
    Del amor y de la muerte, de los dos angeles sabes convertir en versos..Geles¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con lo que ese 'alguien' que leíste que decía: "para resumir, mejor hablamos sólo de la muerte". Lo vivido ya es pretérito; el presente no luce..., el futuro es incierto......., así que: "para resumir; mejor hablamos de la muerte, que es lo único cierto y común a todo ser vivo".
      Mi violinista era la vida condensada en unas notas que me estremecieron hasta la extrema emoción..., y sentí exactamente lo que describo y más, pero la prudencia me hizo agarrarme a la butaca para intentar contenerme.

      Tu capacidad perceptiva siempre me sorprende. Te has dado cuenta de que 'el violín' continúa sonando después de 'su fin'... Era mi Requiem por el ser que se extinguía.

      Un abrazo, Julio. Eres un ser especial.

      Eliminar
  5. QUERIDAS GELES, ESTE RELATO POETICO ES...........¡¡¡¡¡¡ESTREMECEDOR!!!!
    ME EMOCIONÓ.
    ABRAZO

    ROTH

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roth, cómo estás? Pues no sabes cuánto me alegra saber que, de nuevo, provoqué.... emoción en tu ser.

      Un abrazo amigo.

      Eliminar
  6. Emotivo poema,, me gustan tus letras y tus dibujos!!
    Gracias por visitarme, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gusten también mis dibujos, esa es otra de mis aficiones.
      Gracias a tí por acercarte hasta aquí, bienvenida!
      Besos.

      Eliminar
  7. Gran relato, muy bueno el video y tu voz como siempre estremecedora. Gracias por hacernos sentir más humanos y débiles a la vez.

    Saludos,
    Miguel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel. Somos humanos, y algunos más sensibles y receptivos que otros, ello nos hace sentir más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Música y letras con un denominador común "la belleza", porque puede ser bella la muerte?, ese final que a todos nos espera mas tarde o mas temprano, viéndola desde ese prisma tuyo de poetisa consumada, si es bella.
    Nadie mejor que tu para llevar a texto esas sensaciones irrepetibles en un momento de éxtasis.

    Un abrazo.

    jose el uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo, Jose.
      Aún suena en mis oídos aquel violín que gemía ante mi compasiva mirada...

      Abrazos, Jose.

      Eliminar
  9. Hola Geles. Preciosas letras y sonido. Duras, pero preciosas. La vida es un anticipo a la muerte. Hasta el violinista y su violín algún día mueren. Dejan de emitir sonido alguno.
    Muy bello, me encanta escuchar la música y como recitas los poemas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Precioso y triste, pero la muerte es triste si el que muere es alguien tan querido!!!!! Y no quiero sentir lo que siento, en este momento, Geles tus poemas me llegan al alma.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios, valoro el tiempo que empleáis en leerme y dejarme vuestra opinión. Un abrazo.