"YO PARA TÍ, PARA MÍ TÚ" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"¡QUÉ IMPORTA!" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"SONETO DEL AÑIL RECUERDO" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"NO ME IMPORTAS" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"¡QUIÉN SABE!" - Poema de Geles Calderón - voz: Bea Salas

.

.

28 de febrero de 2010

"Recordando al escultor cántabro "TEODORO CALDERÓN GONZÁLEZ" -mi padre- para finalizar con UNA CARTA MÍA para él.


(Autorretrato - autor: Teodoro Calderón González)


"ANIVERSARIO del fallecimiento del escultor cántabro "TEODORO CALDERÓN GONZÁLEZ" -mi padre- ...





TEODORO CALDERÓN GONZÁLEZ (olvidado escultor cántabro).
 





Teodoro Calderón González (escultor), nació el 3 de Sept. de 1912 en Torrelavega (Cantábria), donde le ha sido dedicada una calle...


...y un monumento ...
 

... falleció en Valladolid un 21 de Febrero de 1955.




Un artista cuya obra, repartida por diversos paises (México, Inglaterra, Alemania, Bélgica), se adscribe a un realismo concienciador que transmitía con inspirada nitidez el insoslayable dramatismo de un duro entorno, aquella España quebrada que le tocó vivir (la guerra truncó muchas ilusiones, condicionó su vida y minó drásticamente su salud).


(TEODORO CALDERÓN GONZÁLEZ - a la edad de 14 años ya hizo este bargueño donde representaba con su talla "El descubrimiento de Ámerica")


En 1925 ingresó en la Escuela de Artes y Oficios de su ciudad natal y sus cualidades de artista afloraron desde muy joven. A los 14 años talló un bargueño que dejó asombrados a propios y extraños, cuyos relieves frontales recreaban con gracia natural y la incipiente técnica adquirida, pasajes del descubrimiento de América por Cristóbal Colón.



Pronto sus trabajos fueron objeto de premios en diversas exposiciones y comenzaron a difundirse. A ello contribuyeron las crónicas y artículos que iban apareciendo en periódicos y revistas de arte de la época.

("Obrero sin trabajo o Mendigo", obra de Teodoro Calderón González)


Su carrera se vió truncada en con el estallido de la Guerra Civil Española...
Calderón la vivió desde el bando republicano en el que sus dotes fueron circunstancialmente canalizadas como cartógrafo. Acabada la contienda, regresó a su casa de Tanos, en Torrelavega, donde su presencia fue denunciada por algún vecino “adicto” al Régimen. Encarcelado en “La Tabacalera” de Santander, allí permaneció detenido durante cuatro años sufriendo contínuos malos tratos a manos de sus carceleros, hasta que el resto de su condena fue conmutada por la de destierro.
Una de las vertientes de la barbarie revanchista del franquismo en la posguerra, eran los castigos morales.
Teodoro, aplicando la mínima distancia permitida por las autoridades, pudo elegir la ciudad castellana de Valladolid, donde, no obstante, tenía la obligación de presentarse cada quince días ante las autoridades locales. Este “requisito” duró hasta octubre de 1947.

En su exilio castellano, Teodoro Calderón conoció a Encarnación Villamandos, con la que se casó y tuvieron dos hijos, Teodoro y María Ángeles.
En su taller de la ciudad del Pisuerga, su arte fue elevándose desde el naturalismo social de su primera etapa, en la que destaca su trabajo más emblemático, un impresionante altorrelieve titulado “GENTE DEL HAMPA”, hasta un acentuado expresionismo en la forma y el gesto. El conjunto escultórico "ATORMENTADOS”, originalmente modelado en arcilla, es su obra postrera y la que mejor ilustra su postura moral ante el arte.
(Gente del Hampa - autor: Teodoro Calderón González)


(Atormentados - autor: Teodoro Calderón González)

Un durísimo invierno que sufrió Valladolid, acabó con la vida de un hombre bueno que supo soñar sin dejar de mirar a su alrededor.

Teodoro Calderón González, poeta y escultor de inmarchitable recuerdo en la mente y los corazones de quienes le conocieron y amaron, más vivo que nunca en su legado artístico, expiró con 42 años la helada madrugada de un 21 de febrero del año 1955.



- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

En el pleno del 18 de abril del 1978,  una serie de ciudadanos de Torrelavega deciden proponerle a Don Juan Ramón Tirado (que presidia como alcalde), el nombramiento de la Calle Teodoro Calderón, situada en Torrelavega. Siendo aceptada y aprobada en el pleno municipal, así fue como pasó a ser nombrada Calle Teodoro Calderón en honor al gran escultor Torrelavegense.

Acta del pleno - Ayuntamiento. Lg  342; 12.
Fuentes usadas. Hemeroteca minucipal, que se localiza en Barreda.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -




Carta a mi padre, en el aniversario de su muerte:



Hola papá...!

Esa escultura la dejaste a medio terminar, de niña iba a verla cada día al taller, era lo que para ti representaba la familia unida por entonces: "Un padre preocupado, pensativo, abrazando a su esposa que se apoyaba sobre él"... pero... ¿y yo?, ¿dónde estaba yo, papá?, siempre me preguntaba si te habias olvidado de mi cuando tallabas esa escultura. Pero años después me inventé una historia: "Ese matrimonio sólo tenia un hijo porque cuando tú empezaste a tallarla, yo aún no habia nacido".
Recuerdo cada dibujo que tenías clavados en la pared de tu taller, y también cuando pasaban aviones sobre el cielo del patio, tú me decías: "¡Cuerpo a tierraaaa!" y yo me tiraba boca abajo mientras tú me cubrías con tus brazos para protegerme por si nos atacaban los 'enemigos'. También recuerdo cuando cavámos una cueva en el patio y escondías 'tesoros' creyendo que no te veía, para que yo, otro día, los encontrara.
Y, ¿sabes, papá?´, días después de 'irte' y tras obtener sólo llantos y dolor como respuesta a mis preguntas por tí a mi madre... una tarde fuí a esa pequeña cueva del patio y escarbé... escarbé... y hallé unas monedas envueltas en tela que tú, días antes cuando aún tenias fuerzas, habías escondido para que yo las encontrara cuando tú te fueras! Esto nadie lo supo porque sabía que si lo contaba me las arrebatarían.

Tú lo sabías, sabías que te ibas a morir...

Otro día, cuando estabas muy enfermo en tu cama, me dijiste: "Angelines, cuando yo no esté, cuando me vaya, quiero que cuides de *"mamina", ¿lo harás?" ... y yo te dije que si, y te pregunté que dónde te ibas a ir......... No me respondiste.
*(así llamabamos y llamamos a mi madre).
Yo sólo tenia tres años y once meses cuando "te fuiste", pero te asombraría saber, como lo hace algún miembro de la familia, de las cosas, de los detalles que recuerdo de tu relación conmigo cuando vivías.

Tú y yo sabemos que siempre estuviste y estás ahí cuidando de mí, dándome fuerzas para poder soportar las adversidades de la vida. Eres mi ángel... Sigue haciéndolo, lo necesito!!
Sé que sin "tu mano" no podría afrontar con firmeza, fuerza y positividad, todo lo que tú bien sabes... ¡porque tú siempre estuviste y estás, mi querido padre!


Aquí yo tenía una florecilla entre mis deditos... para ti. (Valladolid)

¡Te quiero papá, nunca te olvido!
Mª Ángeles (tu "Angelines")


.

Copyright©GelesCalderón Todos los derechos reservados

.

19 de febrero de 2010

"EN VOZ ALTA" autora: Geles Calderón



“EN VOZ ALTA” - II
(Nº 604) (19-10-09)

Cisnes devorados por lobos.
Sueños despeñados por mis orillas.
Gata escaldada añorando tinaja de su tropelía.
Miradas esquivas, bocas desvalidas.
Aguas, polvos, barros, lodos...
Bosques sin hadas prometidas.
Tiempo muerto en mitad de la partida.
Primavera otoñal en el árbol de nuestras vidas.
Hambre de más, sed de todo...
Horas arrugadas, idas sin venidas.

Geles Calderón

Copyright©GelesCalderón_Todos los derechos reservados



.