"YO PARA TÍ, PARA MÍ TÚ" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"¡QUÉ IMPORTA!" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"SONETO DEL AÑIL RECUERDO" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"NO ME IMPORTAS" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"¡QUIÉN SABE!" - Poema de Geles Calderón - voz: Bea Salas

.

.

18 de febrero de 2020

"ME GUSTARÍA..." - (Voz y letra de Geles Calderón)




















VIDEO CON MI VOZ:




"ME GUSTARÍA..." 
(05-02-2015)

Me gustaría...

que el hambre no alimentara las estadísticas,
que los periodistas... se ciñeran a la verdad,
que la puntualidad... coincidiera con lo urgente,
que el delincuente... no se enmascare de 'necesidad', 
que el abad... no rompiera inocencias a menores,
que los cañones... apuntasen a sus amos,
que abrazáramos... razas y religiones,
que las intenciones... no se vistieran de mentiras,
que las salidas... no estuvieran selladas.
que las voces 'calladas'... se unieran en voz alta,
que lo que falta... no fuera lo que robaron a gente digna,
que lo que se designa... no posea signos ni guiños,
que los niños... no tengan que jugar sobre los escombros,
que no tuviera hombros... ni dueño la 'única' verdad,
que la Igualdad... se apellidara Independencia,
que la indiferencia... no matase a los viejos,
que los anejos que se nos van... ¡pudieran regresar!


Geles Calderón
(05-02-2015)

.




14 de febrero de 2020

"HASTA DESPUÉS DE LA VIDA" - (Voz y letra de Geles Calderón)



















VIDEO CON MI VOZ:




HASTA  DESPUÉS DE  LA  VIDA"

(12-10-2001)

Te querré en el tiempo y la distancia.
Te querré hasta mi último suspiro.
Te amaré hasta el fin y el principio.
Te amaré pese a todos los obstáculos.
Te cuidaré sin tú saberlo.
Te imaginaré en mis fantasías.
Te recorrerán entero mis labios.
Te velaré en tus sueños.
Te secuestraré en cada atardecer...,
te devolveré al llegar el alba.
Te regalaré todas mis risas.
Te observaré mientras respiras.
Te amaré mientras vivas...,
y si en esta vida no pudiera tenerte...
¡nos tendremos después de la vida!


Geles Calderón
(12-10-2001)


.

 

6 de febrero de 2020

"PALABRAS MOLIDAS" - (Voz y letra de Geles Calderón)





















VIDEO CON MI VOZ:




“PALABRAS MOLIDAS”  
(31-10-09) 

Palabras molidas,
silencios crueles... 
Piel que no pudo ser
nunca más de otras pieles. 

Presente de oasis fingidos,
pasado de otros quereres... 
Horas arrugadas
sin intensidad en sus quehaceres.

Atropellada por las voces del silencio,
hoy, -con pisadas mudas-,
consume de un apurado trago, su escaso tiempo;
y con el alma quebrada...
rompe su calendario de primaveras pasadas. 
Definitivamente, hoy deja de avanzar con sus manos
de escurridas ansiedades
las manecillas de su reloj de cuerda rota,
porque los ojos estacionados en el ayer...
no dejan ver su presente con nitidez.
Ya no volverá a caminar por el sendero de piedra,
musgo y cielo, de aquellos ojos.
Por eso, acaricia su recuerdo por última vez, con hambre,
con posesión, con deseo...,
como si estuvieran tez con tez en un último intento.
Hoy tiró las muletas de la esperanza
sobre las que se apoyaba,
y calzó sus pies con suelas de olvido... y de sed.


Palabras molidas,
silencios crueles...
Piel que no pudo ser
nunca más de otras pieles.

Presente de oasis fingidos,
pasado de otros quereres...
Horas arrugadas
sin intensidad en sus quehaceres.


Demasiadas veces
las palabras sólo sirven para no entenderse.
Sólo son letras muertas
en labios desesperados y, por lo tanto,
ha decidido darlas un descanso... o muerte,
lo que primero llegue.
La noche se va despeñando
sobre el acantilado de sus sueños.
Ave fracturada de alas,
que tras su surcar suicida entre azules y verdes
regresa con sus cansadas ganas
al paciente gris que siempre se desplazó
por debajo de su volar,
mientras veía cómo a trompicones
su ave batía las alas, en cielo de otros brillos.
Entre tanto, colgado del amor que por ella sentía,
el gris esperaba, -seguro de su regreso-,
para recoger las plumas caídas
y sanar sus heridas,
a la vez que dibujaba para ella, de colorines,
su apagado tono,
acolchando su suelo para el reposo
de aquel doloroso vuelo.

Ave que, en su interior,
posee miles de pájaros inquietos.
Ave que quiso volar...
¡un vuelo incierto!

Geles Calderón - (31-10-09)



.

30 de diciembre de 2019

"ADIÓS DE FIN DE AÑO" - Antigua despedida (31-12-2004) - Voz y letra de Geles Calderón -















VIDEO CON MI VOZ:




"AHORA QUE ME VOY..."
(Antigua despedida) (31-12-2004)  

Hoy, que el fin de año se despide,
cambio el rumbo de todos mis silencios,
y al que estuvo a su amor poniendo precios
le niego lo que con gratuidad pide.
Tu hoy no vale, y el mío decide...
que amor que pide a cambio, es de necios,
y con lo ahorrado construiré palacios
a quien valora y el amor no mide.
Pudiendo haber sido tú mi presente...
serás mi olvido en el futuro mío
de nuestra triste historia, unicamente.
Ahí te quedas, que yo me desvío,
con lo mejor de ti de antiguamente,
y lo nunca más, porque desconfío.

Geles Calderón
(31-12-2004)


.

12 de diciembre de 2019

"AHORA QUE ME VOY..." - (Voz y letra de Geles Calderón)

















VIDEO CON MI VOZ:



"AHORA QUE ME VOY..."

Ahora que me voy, sufrirás tanto...
que añorarás aquellos viejos días
cuando los besos fueron melodías
y los abrazos fueron nuestro manto.

Serás presa fácil del desencanto
y tus tristezas ya no serán mías
cuando al verte hundido, tú a mí corrías
buscando consuelo en quien te amó tanto.

Hoy le pondrás mi nombre a tu tristeza
cuando a solas me busque tu recuerdo
en pozo de tu pena y desencanto.

Fue tanto mi amor, y tal tu torpeza...
que al dejarte y marcharme, nada pierdo,
tornando tu alegría por el llanto.


- Geles Calderón
     (02-02-2005)


.

18 de noviembre de 2019

"MORIR MATANDO" - (Voz y letra de Geles Calderón)















VIDEO con MI VOZ:



"MORIR MATANDO"

Yo planeaba en oscuro cielo ajeno
sin más luz que el brillo de su estrella,
sin más roce que el soplo de su aliento,
y es que, doble sello sella lo que siento.
Y aquí me tienes, derrumbada,
creyendo que nada ocurre en vano,
mendigando una razón
que dé sentido a este engaño.
Sueño roto guardado entre buen paño,
poetisa con poema inacabado
sin amor que valga la pena llorarlo.
Boca seca buscando trago largo.
Qué sencillo es decir... ¡me marcho!
y cerrar la puerta del alma... dando un portazo.
Es la sencillez del látigo en mano
golpeando sobre cuerpo blando.

¿Qué hago yo aquí?
¿Por qué estoy llorando?
¡Si nunca me quiso!
¡Si me estuvo engañando!
A él hoy le interesa mi llanto...
como a los desenterrados si está nevando.
¡Que me deje en paz!
¡Que yo nunca le estuve buscando!
Que él fue el que vino a mi encuentro,
el que a mi puerta estuvo llamando,
el que abrió abanico de plateadas plumas
a estos ojos que las lágrimas están nublando.
¿Por qué vuelves?
¿Por qué, si no te quieres ir,
siempre te estás marchando?
Juro que te voy a olvidar aunque para ello...
¡tenga que morir matando!


Geles Calderón - (19-12-2002)




.

25 de julio de 2019

"CLAUSURANDO SENTIMIENTOS" - (Voz y letra de Geles Calderón)
















VIDEO con MI VOZ:




"CLAUSURANDO SENTIMIENTOS"

Ya no importan
las pieles que un día enhebraron
abrazos de deseo,
ni el mundo aparte
que bordaron nuestros sueños
que ambos construimos,
ni la despeinada virginidad
que hubo en nuestros abrazos,
ni la sangre de lo depositado,
ni las consecuencias de lo no hecho.

No importan
los resúmenes apresurados,
ni la condena reiterada,
ni lo que, siendo lo último,
abrochamos lo primero,
ni los brazos que me añoraron,
ni el lejano intento,
ni si es cierta
la mañana que día a día
te trae a mi corazón de latir incierto.

Ya no importan
los imprescindibles,
ni el impúdico ardor,
ni las promesas,
ni el antiguo fervor,
ni el último suspiro prohibido,
ni la avidez del deseo,
ni el reciente olvido,
ni lo que cerrando los ojos
imaginamos cierto.

Ya no importa
si habito el cielo
o si el infierno es mi morada,
ni el retumbar
de mis pasos perdidos,
ni si latió al revés
la sangre de mis cauces
cuando en lo apretado de lo intenso
lo que, siendo lo último,
abrochamos lo primero.

Ya no importan
las consecuencias
de navegar hacia atrás
cuando debió ser hacia dentro,
ni lo que cerrado los ojos
imaginamos cierto,
ni lo que siendo extraordinario
transformamos en cotidiano,
ni si tu gaviota anida en mi esquina
o en el medio de mi centro.

Ya no importa
el agua inútil
de regar sobre mojado,
ni si desayuno a medianoche
o nazco donde he desembocado,
ni si busco las respuestas
en las preguntas
aún por responder,
ni si confundo mis mañanas
con los sueños de mi ayer.

Ya no importa
el alma despeinada
cuando el viento sopla
en dirección contraria,
ni lo que siendo sustantivos
convertimos en verbos
de forma natural,
ni si aún estando ancadenada
aún migro a mi reciente pasado
con mi cara apenada.

No importa
si ando clausurando sentimientos
que desparejados
caminan perdidos,
ni si mi laberinto de renglones
andan de inventario.
¡Qué importa la letra que me paró,
cuando poseo el abecedario... 
para seguir escribiendo el resto
de todos mis versos a diario!

Geles Calderón
(13-02-2011)

.

28 de junio de 2019

"SENTADA EN LA ORILLA DE MI RÍO" - (Voz y letra de Geles Calderón)
















VIDEO con MI VOZ:






"SENTADA EN LA ORILLA DE MI RÍO"

Sentada en la orilla de mi río
contemplo sus aguas calladas,
aguas que amimentan mi delirio,
que traen a mi oído tus palabras,
esas, que sin abrazos me abrazan,
palabras que me contaron sosegadas
que de nuevo en tus sueños me llevabas.

Sentada en la orilla de mi río,
pensando en ti esta mañana
con deseo de darme a ti,
de entregarme en cuerpo y alma.
Y es que... te tengo y no te puedo tener,
eres mío pero te tiene otra mujer, 
somos un sueño contínuo
que apareció sin tener que aparecer.

Pero vivamos este regalo
que los dioses nos han entregado,
y no intentemos comprender
lo incompresible de este querer.
Si yo contigo soy feliz
y tú conmigo lo eres también...
disfrutemos nuestro presente
porque el mañana podría ser
que desaparezca de repente
y tú o yo ya no esté.

¡Vivir nuestras vidas separadas,
vivir sin apagar esta llama
que nos calienta si no apaga...
la soledad de nuestra alma!

Geles Calderón
(20-08-02)

.

3 de junio de 2019

"LA CARTA" - (Voz y letra de Geles Calderón)














VIDEO con MI VOZ:







“LA CARTA"  (de madrugada)    

Aún se estremece mi cuerpo
al recordar el sonido de mi nombre
en tu boca de enardecido deseo.
Voz serena en dulces labios
que anoche me recorrieron
desde el arco de mi frente
hasta el nido de mis senos,
deteniéndose en mis sienes
donde en susurro me dijeron:
-“Mi pequeña, me da miedo,
en mí has creado un conflicto de sentimiento”

Y yo te miré sonriendo
aceptando y compartiendo
la lucha en la que se debatía nuestro instinto
contra el razonamiento.
Y tu jugosa boca bajó por mi cuello,
y buscó mi desnuda nuca
de la que apartaste
aquel mechón de mi cabello
que rozaba mis desnudos hombros,
los que después recorrió tu lengua
con mi total consentimiento.

Y nos dimos la vida con el deseo encendido,
la piel sensible al tacto y la actitud entregada,
ansiando traspasar la frontera que se nos tenia vetada.
Todo en mí apuntaba a ti y dos turgencias te reclamaron
cuando, agitado, gritaste mi nombre seguido de un ’te amo’,
que quizás hoy no recuerdas, pero tus labios...
¡en voz alta me pronunciaron!

Y dos blancas palomas salieron a tu reclamo,
renunciando a los pudores, a lo establecido, y al horario;
y como dos fugitivas...
del escote de mi túnica escaparon.
Y dos cuerpos complacientes
al mismo tiempo se agitaron.

Amor de madrugada de dos almas solitarias:
aún suena en mis oídos tu respirar agitado,
tu timbre de voz grave y sedosa, dulce y armoniosa,
transmitiendo paz como quien le habla
a un ser indefenso e inmaculado, que sin pedir...
sus ojos te están gritando:
-“Dame un poco de tu aire,
que el mío es tan escaso...
que me asfixio sin remedio,
y sin remedio...
¡de ti me estoy enamorando!”

Geles Calderón
(19-01-07)

.


21 de abril de 2019

“SOLILOQUIO” - (Voz y letra de Geles Calderón)














VIDEO con MI VOZ:




 “SOLILOQUIO”
-Diálogo a solas conmigo misma, en voz alta-


¡Basta de silencio!, la cabeza me bulle...,
mato, muero, vivo, duermo, despierto,
sueño, grito, salgo y entro, caigo y vuelo,
sudo, respiro, lucho y me enfrento.
¿Dónde estoy?, ¿por qué no me veo?
no me toco, existo,
¿me elevo?, o acaso... ¡vuelo!,
¿Una copa?, no, no bebo.
Soy un regalo, recibo un desprecio.
Camino con los ojos cerrados,
te veo y no estás, camino por las nubes.
Yo no soy... pero me grito.
Te señalo, ¿dónde estás? 
No existe lo absurdo, soy yo..., 
¿no me comprendes?, es porque no respiras. 
Desnudo mi alma frente a ti, 
lloro, es por mi, no te apenes, ¡sé tú!, 
olvida aquella sombra, inspira, 
no importa el antes.
Revuélcate sobre la tierra,
te espera desde hace siglos,
huélela, aráñala, lámela,
es lo más antiguo bajo tus pies,
es lo más vivo, lo más natural,
lo más necesario para cada ser y tu caudal.
Valora cada mota de polvo, cada rayo de luz
o cada sombra que ella provoca o provocas tú;
tócate, huélete, explórate, conócete,
pero sobre todo: ¡quiérete!,
nadie lo hará como lo haces tú,
¿qué no te quieres?, entonces estás perdido,
Sólo existes atrapado en la maraña que tejiste
sin saber que creabas tu propia tumba antes de morir,
antes de que te lloren -si te lloran-
cuando tu cuerpo empiece a pudrirse,
pero aún lates, bombea ese órgano -a veces maldito-
que yace dentro de tu pecho,
óyelo, siéntelo, se acelera, se hace notar,
te llama, tiene vida propia,
¡qué ‘sin sentido’ es decir esto!
porque sin él... tú estás perdido, sin encuentro.
Alza tus brazos al Universo,
toca lo infinito con tu imaginación,
salta, corre con todas tus fuerzas detrás de tu sombra
para que no te arrebate el segundo puesto,
¿el primero?, ¿quién quiere ser el primero?,
es una equivocación,
siempre es útil la sombra del predecesor
para cobijarse de la excesiva luz... o calor,
Sal al encuentro de semejantes
sin mirar procedencia, formas,
color, idiomas, o si son o no constantes.
Date, ábrete, ríe si quieres, abraza si sientes,
confiésate -si pecaste- al culpable de tu pecado,
pero ¡nunca a un confesor!
Y cuando llegue tu día final,
si eres consciente de ello,
dile a quien más te ame de los vivos:
-“Si ves al amanecer, dile que no me espere”,
y después... ya te puedes ir al nunca jamás en paz,
porque nada debes en el mundo de los llamados ‘vivos’,
ya que la vida te la llevas contigo, porque lo demás...
¡no importa a los muertos!

Geles Calderón 
(04-03-2008) 
.

6 de marzo de 2019

"EL CHELISTA NOCTURNO" - (Voz y letra de Geles Calderón)














VIDEO con MI VOZ:







“EL CHELISTA NOCTURNO”  (relato)

La noche la recibió con un gélido abrazo. El termómetro no marcaba ningún grado.

Asomada al balcón, la gasa de su blanco camisón ondeaba al viento como una bandera de rendición. Nadie había para abrazarla, sólo sus manos suaves se asían a sus brazos apretándose contra sí misma, abrazo escaso para el desamparo de su alma.

Al otro lado de la calle un encorvado violonchelista acunaba la noche interpretando una melodía que enseguida reconoció,  (era "Liebesleid" de Fritz Kreisler),  en un recital cadencioso e intimo.

-¿Cuánto tiempo llevaba el músico allí?, se preguntaba. Entonces el chelista levantó la cabeza y miró hacia el balcón -desde donde ella le observaba- como respondiéndole: -“Muchos calendarios de un tiempo perdido hasta este minuto en que usted en mí se fijó”... Después la sonrió.
Ella se estremeció...

¿Qué hacía allí el músico? Era tarde, la noche era fría, la calle no estaba concurrida y por lo tanto no iba a recaudar ningún beneficio económico, pero pensándolo bien... ¿por qué iba a necesitar un motivo? Quizás simplemente sintió el impulso de compartir sus notas con el viento, o con alguien que, como él, amara la música. Pero cuando falla el corazón, falla el oído...

Sin duda, a ser feliz se aprende, y un punto de locura es el primer síntoma para alcanzar el objetivo para encontrar un nuevo camino prometedor, y el violonchelista callejero parecía haberlo hallado.

Ella ya no sentía frío aunque su largo y vaporoso camisón blanco seguía ondeando en dirección del viento, ahora como bandera de meta y libertad, abandonando de su corazón, el miedo y la rendición.
Le correspondió a su sonrisa con otra cómplice sonrisa. Entró a por un cálido chal, se envolvió en él y bajó a la calle, la cruzó y se sentó complacida junto al músico en el bordillo de la acera, mientras éste seguía arrancándole bellas notas de lamento a su instrumento de cuerdas.

“Cuando estés muy triste, no pidas alegría a quien puede dártela, pues al igual que se muere de inanición, una sobredosis también puede matar. La alegría nace en ti si estás bien por dentro. Mírate, límpiate y siente, pero para sentir es una condición sine qua non estar viva, sentir la vida, ¡amar vivir!”

Una hora después, el hombre dio por concluido su recital. Enfundó su violonchelo y haciéndole una cortés reverencia a la dama, se alejó perdiéndose en la bruma de la noche bajo la mirada atenta de ella. Cuando el músico llegó a su desvío y bajo la luz de la farola, se paró y giró levantando su mano. Él sabía que ella aún permanecía donde la dejó... Ella, con el mismo gesto le correspondió.

Geles Calderón
.