"YO PARA TÍ, PARA MÍ TÚ" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"¡QUÉ IMPORTA!" - (Voz y letra de Geles Calderón)

"SONETO DEL AÑIL RECUERDO" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"NO ME IMPORTAS" - (Letra de Geles Calderón - Voz de Miki)

"¡QUIÉN SABE!" - Poema de Geles Calderón - voz: Bea Salas

.

.

18 de septiembre de 2012

"YO PARA TÍ, PARA MÍ TÚ" (voz y letra: Geles Calderón)






























VIDEO con MI VOZ:





“YO PARA TÍ, PARA MÍ TÚ”


Si te buscara y te encontrara,
si te viera y tú me miraras,
si te abrazara y me besaras,
si a solas Dios nos colocara...
no habría fatiga de cariño,
ni aguas angustiosas,
ni viento sin ventura,
ni tinieblas infinitas,
ni olas de amargura,
ni rocío de inquietud,
ni sendero sin luz.
Yo para ti... y para mí tú.


Geles Calderón

Todos los Derechos Reservados_Obra Protegida


11 de septiembre de 2012

"¿POR QUÉ LLORAS?" (sueño que tuve) autora: Geles Calderón





































"¿POR QUÉ LLORAS?"
(sueño que tuve)

Paseando por el centro de mi ciudad descubrí sentado en el suelo y abrazando a su perro, a un varón que, con la mirada ausente, lloraba en silencio. De inmediato me llamó la atención y me acerqué para intentar consolarle.

-¿Por qué lloras?, le dije
-No está, estoy sólo… sin esperanza, no va a regresar…, -respondió.
Comprendí que alguien muy querido le había abandonado.
- ¿Pero has hecho todo lo posible para que regrese…?

(...silencio.....…)


Acerqué mis manos a su rostro y, con respeto y suavidad, retiré un mechón de su cabello y limpié sus lágrimas. Al hacerlo, percibí su juventud, su belleza, su inmensa tristeza, sus labios de fiebre…
- No volverá… -susurró con voz apagada.
- Mira a tu alrededor, estás rodeado de personas, de lugares, de oportunidades de conocer a alguien nuevo, alguien que ocupe ese vacío que te dejó…, le dije.
- No! Otras personas ocuparían el espacio exterior, pero nunca el interior, por eso estoy triste, ¡por eso tengo que parar de vivir mientras lloro!

(me estremecí…, y le abracé)


En mi sueño debí de sentirme tan mal, que cambié de postura en mi lecho, interrumpiendo así el seguimiento cronológico del sueño, porque lo siguiente que recuerdo fue que le ofrecí una cama limpia para que descansara.
Sentí la necesidad de empezar por dar descanso a su cuerpo para poder después llegar a su alma, e intentar así hacer por él lo que quisiera que hubieran hecho por mí cuando lo necesité y nadie, para aliviarme, estaba.

Pensé que había que trabajar por él para conseguir hacerle ver que las personas que podrían (podríamos) sustituir grandes pérdidas, somos aquellas que también un día las tuvimos y nadie nos consoló u ocuparon de hacernos sentir mejor.

(sueño relatado tal cuál fue soñado)



Geles Calderón

Todos los Derechos Reservados_Obra Protegida